¿Quiere obtener más información sobre la ventaja competitiva y la experiencia del cliente?

 

"La experiencia del cliente se extiende más allá del área de servicio del cliente y se extiende a todas las áreas de la organización".

Hoy, y especialmente durante la pandemia, se ha puesto de moda el concepto de experiencia del cliente o “experiencia del cliente”. Cada vez es más común escuchar que las empresas están poniendo a sus clientes en el centro de su estrategia.

De hecho, sin embargo, al interactuar con muchas empresas, hay una distancia importante a este objetivo. Las preguntas del cuestionario se basan en pautas que transmiten la experiencia del cliente en las áreas de servicio del cliente. Desde un punto de vista histórico, son los últimos requisitos básicos para las reclamaciones de los clientes.

La experiencia del cliente abarca el espacio de servicio del cliente y abarca todas las áreas de la organización. Esto significa que usted trata directamente con el cliente, ya que no necesita contactarlo directamente y necesita estar familiarizado con los procesos internos y necesita mucha experiencia.

Para implementar el objetivo de orientación al cliente en la empresa, se debe visualizar a los empleados que entran en contacto con el cliente. Es responsabilidad de la empresa asumir la responsabilidad. El cliente se puede mantener al mínimo si el empleado gestiona y gestiona correctamente la situación con el cliente. Sin embargo, ya que requiere una gran empatía por parte del empleado para comprender y resolver cuidadosamente el problema del cliente.

La experiencia del cliente no comienza con una reclamación al servicio o producto recibido. Comienza con el cliente buscando información sobre la empresa y sus productos en Internet o en una tienda física. Por tanto, lo más importante es conocer e identificar el recorrido del cliente para poder gestionar adecuadamente la experiencia del cliente desde el inicio hasta la post venta.

Artículo Recomendado:  ¿Cómo Convertir a los Clientes en Verdaderos de Marca?

Le puede interesar: Innovar Para Creer

De todo lo anterior, podemos deducir la importancia crítica que tienen los empleados de una empresa para proporcionar a los clientes la mejor relación y experiencia de compra posible. Encontramos que la experiencia del cliente corresponde a tres variables interdependientes: la parte funcional, la parte emocional y la experiencia de los empleados.

La parte funcional reacciona ante el cumplimiento del servicio o producto ofrecido en la transacción. El producto lo necesita el cliente que lo está promocionando, entrando por un tiempo, etc. La parte emocional tiene que ser comprobar que el cliente ha adquirido el producto y que la experiencia ha sido satisfactoria con sus expectativas. Finalmente, la experiencia del empleado debe cumplir con los más altos estándares internos para que ese empleado brinde la misma experiencia al cliente.

Este es el punto donde se confunden dentro de las organizaciones con el nivel de clima laboral de los empleados, donde buscan satisfacción y bienestar a través de diversas actividades como: B. la fiesta de fin de año, el día de los jeans, la celebración de cumpleaños, etc. n.

Si bien todas estas actividades son contribuyentes notorias, no necesariamente reflejan el nivel de "compromiso" de los empleados con la empresa, donde se genera compromiso emocional y sentido de pertenencia junto con el entusiasmo y la pasión por su trabajo, lo que siempre da Jor How Dicho esto, Logran solo ha logrado un mayor nivel de productividad, pero también sintió que a los clientes no les importa.

Para mí, como empleado que podía marcar la diferencia y dar identidad a las empresas, la imitación era muy difícil.

Artículo Recomendado:  Aprende a mejorar tu página web para las buscas por voz

Lea también: La Evolución de las Compañías fue desarrollada por User Experience Centric

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir