Garantizar la confianza devolviendo los derechos de privacidad al consumidor

El panorama actual de recopilación de datos y privacidad del usuario es un campo minado, sin embargo, también ofrece a las marcas y empresas importantes beneficios comerciales al abordar las preocupaciones de privacidad de frente y construir un vínculo de confianza con su base de clientes leales.

Al comprender cómo los clientes perciben las prácticas de datos de su empresa en este panorama complicado, puede desarrollar estrategias transparentes para generar la confianza que necesita en el futuro.

Un nuevo paradigma para la protección de datos en el mundo actual

Atrás quedaron los días de privacidad absoluta cuando se trata de información personal. Cada vez que sales por la puerta, te encuentras con situaciones en las que voluntariamente revelas información personal, mientras bebes café camino al trabajo, mientras llenas el tanque de gasolina o escuchas Check la nueva canción que descargaste a tu lista de reproducción de Spotify.

Estas acciones aparentemente inocuas se acumulan y se transforman en una personalidad digital personalizada que ayuda a informar cómo las marcas y las empresas hablan e interactúan con todos y cada uno de los consumidores. La mayoría de las personas pueden odiar esto, pero seamos claros: todos se inscribieron. Una y otra vez.

¿Cuántas veces se ha desplazado despreocupadamente a través de una página de Términos de servicio solo para hacer clic en Aceptar sin siquiera leer nada? Como sociedad de consumo, les hemos dado a las empresas la capacidad de tomar datos de primera persona y de parte cero y todo tipo de información cuando lo deseen, simplemente viviendo nuestra vida diaria.

La paradoja de la privacidad

A estas alturas, asumiría que las personas estarían felices de dar su información personal a cambio de garantizar las comodidades diarias. último informe muestra que solo el 40% de los usuarios confían en las marcas para manejar sus datos personales de manera responsable.

Esta yuxtaposición, cuando los consumidores continúan compartiendo su información personal, pero aún no confían en que las marcas manejen esa información de manera responsable, se conoce como la «paradoja de la privacidad». Resume la mayoría de los puntos de contacto que tenemos al interactuar con marcas y negocios.

La paradoja de la privacidad, que se utilizó por primera vez como término en 2001, representa una dicotomía entre cómo una persona intenta proteger su privacidad en línea y cómo se comporta realmente en línea y, en última instancia, no protege su información. hábitos o comportamientos cómodos Por ejemplo, tómese el tiempo necesario para leer los Términos de servicio antes de descargar una aplicación o registrarse en una plataforma de usuario.

Si bien la privacidad siempre ha sido una de las principales preocupaciones de los consumidores, se ha convertido en una prioridad cada vez más alta en los últimos años, ya que las grandes empresas tecnológicas como Apple, Google y otras se ven sometidas a una intensa presión para endurecer las normas de seguridad que rigen el uso de la información personal. actualizaciones que permiten a los usuarios excluirse del seguimiento y limitar la cantidad de información que las marcas y las empresas pueden recibir ahora.

de acuerdo a un encuesta McKinseyUno de cada 10 usuarios de Internet en todo el mundo (y tres de cada 10 usuarios de EE. UU.) usa software de bloqueo de anuncios para evitar que las empresas rastreen la actividad en línea. y el 71 % dijo que dejaría de hacer negocios con una empresa si divulgaba información confidencial sin permiso.

Los consumidores compran cada vez más productos y servicios solo de marcas y empresas en las que confían y creen que protegen sus datos personales y los utilizan para conectarse con ellos a través de puntos de contacto hiperpersonalizados y atractivos.

Continuar leyendo: Generar Confianza, Generar Ventas

Liderar con visibilidad de datos propios

Los datos de origen son quizás los datos personales más simples y efectivos que se pueden recopilar de los usuarios. Estos datos son información que las empresas recopilan de los consumidores a través de sus propios canales digitales. Los ejemplos de datos propios incluyen datos de encuestas, historial de compras, actividad del sitio web, participación por correo electrónico, interacciones de ventas, llamadas de soporte, programas de comentarios de los clientes, intereses y comportamiento general en los canales digitales propios.

Lo que hace que los datos propios sean una herramienta de marketing tan viable es que los consumidores han compartido voluntariamente estos datos personales con las marcas, haciéndolos confiables y preparados para el futuro, siempre que las personas hayan dado su consentimiento para que los vendedores utilicen sus datos para contactarlos e involucrarse.

Con esta información recopilada, es imperativo que las marcas y las empresas se aseguren de que los puntos de contacto con los usuarios sean efectivos, personalizados y que definan claramente cómo y cuándo se utilizarán sus datos para su beneficio personal. Los métodos eficientes incluyen una comunicación por correo electrónico o texto, claramente indicando que la información de un individuo se mantendrá privada y no se venderá a terceros, o que un usuario puede darse de baja fácilmente de las comunicaciones con un clic o dos.

Los consumidores respetan las marcas y empresas que enfatizan el derecho de un individuo a optar por no compartir datos. Por lo tanto, ofrecer una opción de exclusión voluntaria fácil de usar de los datos del consumidor e indicar claramente cómo se pretende que se usen sus datos es clave para establecer una línea de base de confianza para el compromiso futuro.

Devolver la electricidad al consumidor.

De acuerdo a eso Encuesta de privacidad del consumidor de Cisco 2021 (2.600 respuestas anónimas en 12 países), casi la mitad de los encuestados no se sienten capaces de proteger sus datos personales. Citaron la razón principal por la que las empresas no tienen claro cómo usan la información personal de las personas, un tercio dice «Privacidad activay ninguna interacción o trato con negocios tradicionales como tiendas minoristas, bancos y compañías de tarjetas de crédito.Además, el 25% ha realizado solicitudes a organizaciones sobre sus datos y el 17% ha solicitado cambios o eliminaciones de esos datos.

El cliente siempre debe anteponerse a los datos, sin excepción. Las marcas y empresas inteligentes verán la privacidad y el respeto por los datos de los clientes como un diferenciador potencial, no como una barrera de entrada. Además de las tácticas descritas anteriormente para ayudar a las marcas y las empresas a ser más abiertas y abiertas a los usuarios, también existen tácticas clave que son fáciles de implementar para continuar generando confianza y capacitar a los consumidores para iniciar la conversación sobre su opinión. propia protección de datos.

En primer lugar, todas las empresas deben enviar de manera proactiva informes de privacidad de usuarios trimestrales o anuales que detallen cómo se utilizan los datos de los clientes y las medidas de seguridad implementadas para proteger esos datos de posibles fugas o pirateos de datos. se está utilizando para proteger la comodidad del cliente en constante evolución.

Además, la forma en que proporciona este tipo de información informativa y personalizada es fundamental para que un consumidor responda positiva o negativamente. Contribuido por Statista muestra que el 97% de las personas entre 18 y 34 años aceptan las condiciones sin haberlas leído. Además, leer los términos de servicio de las principales plataformas y servicios en línea de la actualidad puede llevar más de una hora. Si bien los consumidores deben leer la letra pequeña, está claro que la mayoría no lo hace, pero aun así esperan que las marcas y las empresas ofrezcan la máxima transparencia en lo que respecta al uso de su información personal.

Cómo comunicar información de privacidad

Una solución para cerrar esta brecha y continuar generando confianza es proporcionar esta información en formas más visuales, como una infografía, un gráfico o un mensaje de video, en lugar de extensos correos electrónicos y actualizaciones.

  • Encuesta.
  • Prueba.
  • Correos electrónicos personalizados que abordan las necesidades específicas de un cliente.
  • Bonos o Promociones especialmente diseñadas para cada usuario en función de su comportamiento personal.

Estas son solo algunas de las estrategias que toda empresa, grande o pequeña, debe considerar para mantener la confianza del consumidor a largo plazo y la apertura mutua.

La conversación sobre la privacidad es complicada y presenta muchas oportunidades para que las marcas y las empresas cometan errores y pierdan la confianza del consumidor. Con tantas oportunidades para fallar, es imperativo que las marcas y las empresas piensen estratégicamente sobre las formas más efectivas de involucrar a los consumidores primero. para generar confianza al instante, trabajar de manera consistente para mantener las relaciones con los clientes y proporcionar el nivel de transparencia de privacidad y datos de usuario que se espera en última instancia en la era digital en evolución actual.

Obtenga el boletín diario con el que cuentan los especialistas en marketing digital.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor invitado y no necesariamente las del personal de los autores de Aprendermarketing que se enumeran aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp live