Gestionar bien la empresa gracias a un programa ERP

Gestionar bien la empresa

El término ERP o software ERP significa «Enterprise Resource Planning» (planificación de recursos empresariales). El software ERP es una parte indispensable de muchas empresas, ya que cubre una serie de tareas como realizar un programa de gestión, para llevar a cabo las compras, la cadena de suministro, las finanzas, los recursos humanos, las adquisiciones y el servicio al cliente.

Los sistemas ERP representan una inversión importante para las empresas. Según un estudio de 2013 de Panorama Consulting, el 40% de las empresas que han instalado un ERP ven un aumento de la productividad.

Las ventajas de un sistema ERP

Las principales ventajas de estos sistemas son:

  • Automatización de los procesos empresariales.
  • La disponibilidad de la información de la empresa en una única plataforma.
  • Integración de las distintas bases de datos de la empresa en un único programa.
  • Ahorro de tiempo y costes.

Además, el software ERP ofrece integración con soluciones de BI o Business Intelligence, lo que permite generar informes sobre el estado de la empresa directamente a partir de los datos del sistema ERP. Esto proporciona una visión detallada y actualizada del estado de la empresa, lo que resulta esencial a la hora de analizar y mejorar procesos internos como el marketing y las ventas, la organización u otros aspectos clave del negocio. También se encarga de realizar distintos programas como un programa de nóminas el cual es un software para la gestión digital y eficiente de la vida laboral de los empleados.

¿Qué es un software ERP para mi empresa?

Puede que esté pensando en implantar un software ERP en su empresa y tenga dudas, como por ejemplo: ¿por qué, qué utilidad tiene?

El uso de un sistema ERP le ayudará: 

  • Optimice los procesos de su empresa. En todas las empresas hay procesos, como la facturación, que pueden automatizarse, hacerse más rápido y sin errores. 
  • Facilitar el acceso a la información. Cuando la información está a disposición de los distintos departamentos implicados en los procesos empresariales, se eliminan los errores y la duplicación de tareas. 
  • Tomar decisiones más rápidamente. El acceso a información precisa sobre su negocio le permite tomar decisiones basadas en datos reales. 
  • Mayor control. Si se produce un error, el sistema ERP le permite detectarlo y corregirlo rápida y fácilmente gracias a la trazabilidad. 
  • Mayor seguridad. La información sobre la empresa y sus operaciones está protegida, y el programa ERP la respalda automáticamente. 
  • Mejora del servicio al cliente. Los datos extraídos de cada cliente permiten mejorar el servicio y conocer sus necesidades en todo momento. 
  • Reducir el coste de los negocios. El software ERP reduce los errores y elimina las duplicaciones, lo que también reduce los costes para la organización. 
  • Aumento de la rentabilidad. Todas las ventajas enumeradas anteriormente tienen un beneficio u objetivo final: aumentar la rentabilidad de la empresa.

¿Qué empresas necesitan un sistema ERP?

Un sistema ERP es adecuado para todo tipo de empresas, ya sean multinacionales o pymes. Además, gracias a los distintos módulos personalizables, cualquier empresa, independientemente de los distintos procesos o del sector al que pertenezca, puede adaptar su propio ERP. Algunos proveedores se especializan en la implantación de sistemas ERP específicos, ya sea por producto o por sector, y consiguen mejores resultados tras la compra del ERP. 

Las etapas de la implantación del ERP

En general, la implantación de un sistema ERP se desarrolla en las siguientes fases: 

  • Planificación. En esta fase se analizan las necesidades técnicas y de personal de la empresa para la implantación del software ERP. Además, se crea un grupo de trabajo para ayudar a identificar estas necesidades. 
  • Análisis del negocio. Es necesario conocer bien el negocio en el que se implantarán las soluciones ERP para saber cómo evolucionarán los procesos de la empresa y qué mejoras se pueden esperar con su ayuda. 
  • Configuración. Ahora es el momento de configurar el software ERP a las necesidades de la empresa. Hay que realizar pruebas y comprobar cómo se integra con otros sistemas de la empresa. 
  • Despliegue y verificación. Este es el momento en el que la empresa comienza a utilizar el software ERP. Se realizan controles periódicos para corregir errores o realizar ajustes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp live

Baccarat Online

Bonus New Member

Roulette Online

Sicbo Online

slot gacor