Consejos

¿Qué es el modelo AIDA en Marketing?

El modelo AIDA es un tradicional en el planeta del marketing y las ventas. Fue desarrollado por Elias St. Elmo Lewis en 1898 y hoy todavía prosigue vigente. Este procedimiento detalla las fases que prosigue un cliente en el desarrollo de resolución de compra.

El término AIDA es un acrónimo compuesto por los términos anglosajones: Attention (atención), Interest (interés), Desire (deseo) y Action (acción). A fin de que se genere una venta de un producto o servicio, siempre y en todo momento tenemos que asesorar al cliente por estas 4 etapas secuenciales.

Por supuesto la meta del modelo AIDA en marketing es siempre y en todo momento el cierre de una venta, pero no es la única etapa que tenemos que trabajar en el desarrollo de resolución de compra del cliente. Difícilmente se generará una venta, si primero no se ha captado la atención del cliente, más tarde conseguimos que se interese y como es natural no hemos causado el deseo en el producto/servicio.
 
 

modelo_aida_marketing_metodo

 

 

Etapas del modelo AIDA en Marketing y ventas

Atención

En esta primera etapa el propósito es intentar hallar capturar la atención del cliente hacia nuestro producto o servicio.
Hallar la atención de los clientes del servicio no es labor simple en planeta sobrepasado de propaganda y con poco a poco más opciones en el mercado, pero es completamente importante si deseamos comenzar un desarrollo de compra.

Interés

Una vez conseguimos capturar la atención del cliente debemos hallar producir interés en él. El cliente está en esta segunda etapa, en el momento en que se ha despertado una motivación de compra gracias a distintas fundamentos: ocasión, virtudes respecto de la rivalidad, precio atrayente, promoción…

Deseo

Si hemos logrado despertar interés en el cliente, el próximo paso en el modelo AIDA de marketing es ocasionar el deseo de compra del producto. Nuestro producto o servicio debe contribuir a agradar sus pretensiones, o sea darle la solución a su inconveniente. En esta etapa el cliente debe entender los primordiales provecho que va a conseguir si efectúa la adquisición.

Acción

Si fuimos capaces de capturar la atención del cliente, producir interés y provocarle el deseo de compra. En este punto del embudo el cliente está convencido, es el instante de hallar una acción de compra y conseguir el ansiado cierre de la venta.

Estas son las 4 etapas del modelo AIDA en marketing, que prosigue un cliente en todo desarrollo de resolución de compra, pero la relación con nuestro cliente no acaba con la venta. La fidelización del cliente para conseguir una reiteración de compra, y el poder de prescripción que efectúan los clientes del servicio satisfechos, son 2 puntos escenciales para las compañías de éxito. Los más destacados influencers y embajadores de marca son nuestros clientes del servicio satisfechos.

 

El procedimiento AIDA en la estrategia de marketing digital

En toda compra, con independencia del canal en el que se genere, incluyendo el planeta digital, el cliente debe atravesar secuencialmente las etapas de atención, interés, deseo y acción. En contraste a las acciones de marketing habituales, en la mercadotecnia digital se puede medir todo, completamente todo. Si llevamos a cabo una metodología adecuada nos dejará mejorar nuestros capitales de marketing al límite. Esto llevó a la evolución y adaptación del modelo AIDA al ambiente digital.

Por poner un ejemplo en la estrategia de Inbound Marketing, el procedimiento AIDA ha evolucionado a una metodología fundamentada en atraer clientes que no nos conocían, a transformar las visitas de nuestra página web en leads, a cerrar la venta para transformarlos en clientes del servicio y recrear a los clientes del servicio que realizaron la adquisición a fin de que sean nuestros mejores promotores.

En Digital Business y Ecommerce (comercio on-line) el modelo AIDA ha evolucionado hacia el embudo de conversión, purchase funnel, funnel de marketing, funnel de ventas, embudo de ventas… da lo mismo como lo llamemos, lo esencial es que examina y mide los desenlaces en todas y cada una de las etapas del desarrollo de compra digital del usuario, y con esto se consigue información importante para la toma de resoluciones.

En conclusión tenemos la posibilidad de obtener, que los clientes del servicio en su desarrollo de resolución de compra atraviesan distintas etapas progresivas y secuenciales. Los expertos del marketing debemos entender investigar todas estas etapas, para hallar asesorar al cliente por medio de exactamente las mismas hasta conseguir que se cierre la venta. Pero como ahora entendemos en el modelo AIDA no todo acaba en la venta, si no que debemos continuar haciendo un trabajo a fin de que más tarde más adelante vuelva a comenzar el desarrollo de compra con nosotros y además de esto nos aconseje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba