Saltar al contenido
Aprender Marketing

El brainstorming remoto y cómo hacer reuniones de trabajo más cortas y productivas

El brainstorming remoto

 

El brainstorming remoto:

Una de las enseñanzas que nos ha dejado la pandemia es que muchas de las tareas de nuestro trabajo podemos hacerlas a través del ordenador de forma remota. Las interminables juntas en donde se decían las nuevas ideas sobre proyectos creativos, ahora pueden hacerse y se llamarán brainstorming remoto. Por ello, a continuación te daremos algunos consejos para hacer reuniones de trabajo más cortas y productivas.

Esto es lo que debes tomar en cuenta en el brainstorming remoto

En primer lugar, para hacer reuniones de trabajo más cortas y productivas, puedes invitar a tus empleados a conectarse 15 minutos diarios cada mañana. Este tiempo puede estar cronometrado, para evitar que se extiendan las video llamadas por largas horas. En este corto tiempo se debe revisar que todos los miembros del equipo estén alineados con tus objetivos. De igual forma, se pueden aclarar malos entendidos por “tonos” en los e-mails o mensajes de texto (que nunca faltan).

Además, somos seres sociales y el hecho de hacer video llamadas durante quince minutos diarios hace que nos preparemos mentalmente para ver a nuestros colegas y comenzar el día con energía. No es lo mismo sentarnos al ordenador con lagañas y sin ganas de trabajar, que prepararnos para la cámara unos minutos antes de comenzar con nuestras labores.

Dentro del brainstorming remoto también es positivo acomodar la oficina de tu casa. Si eres una persona que no está acostumbrada a trabajar desde su estudio, sino desde una oficina externa, trata de acondicionarla. Puedes buscar elementos parecidos a los que encuentras en tu trabajo o colocar la misma música que ponías para concentrarte. De esta forma, la atmósfera hará fluir las ideas sin distraerte.

Algo que puede utilizarse a favor de todos los creativos dentro de las sesiones de brainstorming remoto es la concientización del estado de ánimo de todos los presentes. ¿Cómo se sienten trabajando desde casa? ¿Cuáles obstáculos se les han presentado? Esto puede parecer inútil, pero en realidad puede funcionar para comunicar ideas comunicativas para los usuarios. Porque a su vez, los clientes están encerrados en sus casas y requieren de elementos humanos similares.

Además, el ambiente de familiaridad que se genera cuando los creativos hablan acerca de sus sentimientos en esta nueva forma de laborar, es inigualable. Esta calidez puede prender la llama de la creatividad al máximo y abrir nuevas oportunidades que no se darían en el ambiente de una oficina.

Algunos especialistas siempre comienzan las sesiones de brainstorming remoto con cuatro preguntas esenciales. De esta forma, todas las reuniones virtuales tienen un formato y un asidero. Las más comunes son ¿Para qué se está haciendo la sesión de brainstorming remoto de hoy? ¿Cuál es la agenda de esta semana/día/mes? ¿Cuáles ideas se tienen respecto al tema de hoy? ¿Cómo se siente cada uno y en qué puede aportar su estado anímico a la campaña que se busca hacer (si es el caso)?

Por su parte, otros especialistas líderes en brainstorming remoto suelen dividir la reunión en varios colores. Blanco, para pensar en ideas numéricas o meramente científicas. Amarillo, para generar un pensamiento pragmático positivo, Verde, para generar ideas en función de sentimientos y emociones. Azul para debatir acerca de algún tema con dos puntos de vista y un moderador. Rojo, para debatir contenido delicado e ideas críticas.

De esta forma, cada vez que el equipo de trabajo se reúna en torno a un color, se discutirá un solo tipo de idea. También es preciso recordar el uso de herramientas digitales como Google Docs o la Suite de G Office.

El secreto para brindar un buen servicio de atención al cliente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la política de cookies.    Más información
Privacidad